we sign it - Pedimos al papa Francisco un concilio con la participación de igual número de mujeres y hombres

Pedimos al papa Francisco un concilio con la participación de igual número de mujeres y hombres

Petición de un grupo de bautizados para un Concilio del Pueblo de Dios de hombres y mujeres

 

Querido Santo Padre,

 

Ante las revelaciones masivas de un gran número de escándalos en la Iglesia relativas al abuso sexual de menores por parte se sacerdotes, usted ha dirigido una carta al Pueblo de Dios en la cual condena el clericalismo como una de las causas de este mal y ha pedido a las personas bautizadas que ayuden para resolver el problema.

Queremos responder a su llamada.

Apoyamos firmemente todas sus iniciativas  e intentamos llevar a la práctica lo que nos recomienda. Con anterioridad, la Conferencia de Personas Bautizadas Francófonas (CCBF) ha difundido ampliamente y comentado sus documentos previos sobre los temas siguientes, Evangelii Gaudium, su discurso sobre el ultimo concilio en 2015 y su  Carta al Cardenal Ouellet en 2016, en todos los cuales ya había mencionado la “movilización de los  bautizados” en la vida de la Iglesia, la necesidad de tener “audacia”, la necesidad de “invertir la pirámide “ y la “primacía del sacerdocio común de todos los fieles”.

Hoy, la credibilidad de nuestra Iglesia está, no solamente  golpeada,  sino hecha jirones. Y con la pérdida de confianza, la barca de la Iglesia se está hundiendo, los sacerdotes y los laicos, todos nosotros estamos perdiendo credibilidad para anunciar el Evangelio.

Es nuestra obligación, como miembros de la Conferencia de Personas Bautizadas Francófonas, darle a conocer nuestras convicciones, opiniones y sugerencias para nuestra Iglesia, como el Derecho Canónico (212.§3)  nos urge a hacer.  Esta obligación es meramente la consecuencia del ·”sentido de la fe”, que nos da valor a los fieles y que usted tiene la responsabilidad de expresar en nombre de todos nosotros. 

Por este motivo le pedimos sinceramente la convocatoria de un “Concilio del Pueblo de Dios”.  ¿No tendrían las personas que escuchar al Espíritu para comprender  « los gozos y las esperanzas, la tristeza y angustia  de los hombres y las mujeres de este tiempo» (Gaudium et Spes, §1)? No tendrían las personas que contribuir a redefinir las bases de una Iglesia atenta a las llamadas del Señor? Escuchando a todas las personas ¿no podría ser restablecida la credibilidad destruida?

 Reunir con el mismo nivel de igualdad a representantes del Pueblo de Dios, hombres y mujeres, laicos y clérigos, sería un signo de su voluntad para afrontar una renovación profunda de la Iglesia y permitiría revitalizar la confianza en sus miembros.  sería un momento de verdad para ofrecer a nuestra iglesia las condiciones para un verdadero renacimiento y para definir un nuevo futuro compartido por la totalidad de los creyentes presentes y futuros.

Le pido que crea, Santo Padre, en mi respeto más profundo.

En nombre de CCBF, Anne Soupa, Presidenta

Correo electrónico : contact@baptises.fr

Traducción por Raquel Mallavibarrena Martínez de Castro

Signer

Compartir con su entorno